lunes, 19 de abril de 2010

5.9 Retroalimentación de resultados

Retroalimentación de los resultados

La realimentación, también denominada retroalimentación o feedback, significa “ida y vuelta” es, el proceso de compartir observaciones, preocupaciones y sugerencias, con la intención de recabar información, para intentar mejorar el funcionamiento de una organización. Para que la mejora continua sea posible, la realimentación tiene que ser pluridireccional, es decir, tanto entre iguales como en el escalafón jerárquico, en el que debería funcionar en ambos sentidos, de arriba para abajo y de abajo para arriba.

El sistema de retroalimentación consta de dos partes clave.

La primera es la acción reflexiva sobre los resultados de la medición y de las cápsulas de formación.

Incluye también el seguimiento sobre las acciones de mejora anteriores que están en proceso de puesta en práctica y la evaluación del impacto de las mismas a través de las mediciones de efectividad

• La segunda es la identificación y selección de propuestas de mejora, con la asignación de los responsables para su realización y fechas de conclusión.

El sistema de retroalimentación se puede representar en un diagrama de proceso principal, donde se establece una secuencia de pasos entre los componentes que lo conforman.

Resultados

Los aspectos críticos elegidos serán abordados en la junta de retroalimentación.

Las gráficas de efectividad son el principal soporte del proceso, las que serán proyectadas para que el grupo las analice.

El contenido se centra en uno de los puntos críticos a abordar pero se complementa con una visión integral (qué objetivo de la organización se ha visto afectado por este punto) y
Contempla también aspectos sociales.

EJEMPLOS DE RETROALIMENTACIÓN DE RESULTADOS.
  • Minimizar el tiempo de finalización.
  • Maximizar la utilización (lo que hace efectivo el uso del personal y del equipamiento).
  • Minimizar el inventario del trabajo en curso.
  • Minimizar el tiempo de espera de los clientes.

Los gerentes operacionales deben hacer un seguimiento de los niveles de inventario y hacer ajuste dentro del proceso de planeación y control de la producción, cuando se descubre, cuando se descubre que la producción real se desvía de la planeada. Estos ajustes pueden implicar decisiones hacer inventarios reducir los inventarios o cambiar los procedimientos y las doctrinas de operación de en los inventarios.


El control en los inventarios no se logran sin llevar cabo las 3 actividades siguientes:

  • Seguimiento del desempeño y de los inventarios.
  • Retroalimentación para quienes toman las decisiones, comparado el desempeño y uso de los materiales actuales con lo planeado.
  • Ajustar los productos del proceso de conversión, en especial de los insumos de capital en los inventarios.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada